Los Masajes del Cuerpo

Los dolores, molestias, malestares, cambios y hasta enfermedades que llega a manifestar nuestro cuerpo son una expresión de éste al contener y no expresar de forma adecuada una o varias emociones, sentimientos y pensamientos recurrentes que no están siendo buenos acompañantes de nuestra vida; la mente genera sensaciones incontrolables en nuestro cuerpo; imagina un limón verde, imagina cómo lo partes con un cuchillo, lo separas y se quitas las semillas que tenga y poco a poco lo llevas a tu boca exprimiendo su jugo que toca tu lengua y se distribuye alrededor de tu boca… ¿qué sensación corporal te ha generado este ejercicio?.

 

Si salivaste o por lo menos reconociste por un momento el sabor del limón en tu boca eres del 95 por ciento de las personas que caen en estos juegos mentales, ya que por el momento no existe ningún limón físico que hayas partido por la mitad, sólo fue un invento de tu imaginación y un recuerdo de cómo sabe un limón, pero si lograste tener la sensación en ti todo fue producto de tu imaginación; tu mente es tan poderosa que hizo que tu cuerpo reaccionara ante algo que no existe pero que sí fue creado por ella; así mismo pasa con nuestra creencias, prejuicios, percepciones, proyecciones y con nuestro cuerpo; la mente puede llegar a generar miles de millones de ideas que muy probablemente no seamos conscientes de ellas, pero estas ideas y pensamientos si son recurrentes van grabando un mensaje en nuestro interior y van generando reacciones en nuestro cuerpo físico, si son ideas o pensamientos fantasiosos o distorsionados, que están envueltos en el velo de nuestra ignorancia o aferramiento ante alguna forma de nuestra vida, es muy probable que nuestro cuerpo nos mande una señal de que “Eso” que pensamos o sentimos no nos esté haciendo bien, y es por eso que te envía un mensaje con algún malestar; esto se pone bueno al hacer el trabajo de interpretación ¿Qué me quiere decir mi cuerpo con esto? Es importante hacer conciencia de cómo se encuentra tu cuerpo para darnos cuenta cómo está la mente y viceversa, para mantenernos sanos. Si algo ocurre contigo es momento de que te atiendas y descifres lo que tu cuerpo te dice acerca de tus pensamientos y al revés. Ahora, date cuenta de lo poderosa que es la mente, si puede generar una sensación de algo irreal imagina lo que puedes hacer con una mente con pensamientos emociones, etc. Propositivas para ti. Bien dice el dicho “Mente Sana en Cuerpo Sano”.