¿Amante del pan?

El pan tiene una relación simbólica con la familia y con el padre; tu forma de comer pan se traduce como la forma en la que te relacionas o anhelas la relación con tu familia.

Esto se debe a un código de información en donde al celebrar la vida en cada cumpleaños el regalo más grande, en el que todos se reúnen y centran es en el pastel, que se encuentra al centro, que junta y reúne a la familia.

Mientras que de forma diaria consumimos pan por la mañana y por la noche o a cualquier hora del día nos reconforta de forma inconsciente y nos hace sentir satisfechos al consumirlo de una forma casi inmediata.

Las harinas nos llenan rápidamente y nos generan una sensación de placer y satisfacción  que confundimos y distorsionados con la necesidad de relacionarnos amorosa y sanamente

Lo que no recibimos o vivimos con nuestra familia esta carencia la tratamos de eliminar al consumir el pan y si contiene azúcar se vuelve más adictivo.

Somos los únicos mamíferos que sigue el lazo familiar y lo fortalece al pasar de los años; nuestra forma de superar o moderar y mejorar nuestro consumo desmedido del pan será sanando nuestra relación con nuestros padres y hermanos y haciendo consciente que por más pan que coma, si no resuelvo mis asuntos inconclusos, heridas, etc, no podremos sentirnos tranquilos.

El pan no es malo... nuestro consumo desmedido de él  si.

Gurutama 

Asesora en Alimentación Energética 

En Amer Master te ofrecemos asesorías alimenticias para tratar más a fondo situaciones particulares que te pueden llegar a surgir.

Amer Master Matriz: 55177748/55373566